Realidad

Todo proceso de transformación requiere de un conocimiento de la realidad que nos rodea, una conexión constante con ella para poder avanzar en su mejora. Potenciar la experiencia del pasado, identificar los problemas y causas que generan una sociedad desigual y conectarse con los retos universales compartidos.

No podemos entender el proyecto comunitario de Mar de niebla sin mapear nuestro contexto histórico. Así mismo, la realidad más próxima y lejana nos condiciona notablemente en «Qué» y «Cómo» hacer que Mar de niebla sea un proyecto útil y transformador.

Por último, los retos que nos rodean (que no sólo identificamos desde la entidad), junto con los Objetivos de Desarrollo Sostenible, constituyen un horizonte de realidad globalmente compartido.