,

INFANCIA

 

Hubo una etapa en nuestra vida, que muchas personas parece hemos olvidado, que algún día pasamos y que sin embargo nos marca y define para el resto de nuestros días. En base a esa época, llamada Infancia, unos niños y niñas en la zona oeste de Gijón se han propuesto que toda persona adulta se reencuentre con su yo de la niñez, y la manera de hacerlo es bien sencilla.

De lunes a viernes, todo comienza a las cuatro de la tarde, hora en la que, ante la puerta del local se acumulan hordas de jóvenes ávidos de acceder a un espacio que saben suyo, en el que encuentran un lugar acogedor y comprensivo en el que poder crecer y desarrollarse. Pero, ¿cómo lo hacen?

“Nos contamos cómo estamos o lo que queramos”, así define C. S., participante de uno de los grupos, el funcionamiento de la ASAMBLEA, que es lo primero que hacen los grupos al comienzo de la actividad y que se prolonga mientras tengan algo que contarse y, sobre todo, haya alguien que les escuche.

“Si me cuesta una tarea me ayudan”, es como resume B. D. la parte, posterior a la Asamblea, dedicada a las TAREAS DEL COLE. Para ello las y los participantes cuentan con el apoyo, no solamente de sus monitoras, sino también de gente voluntaria que acuden a la actividad a acompañar a los y las peques y a aportar su granito de arena en la creación de un lugar seguro, cómodo, confortable y acogedor para niñas y niños. Llama mucho la atención ver a participantes que, sin tener tareas están haciendo fichas para repasar algún concepto o investigando en el ordenador acerca de temas que les generen curiosidad o ayudando a algún compañero o compañera que se encuentre con dificultades en su tarea, fomentando por tanto el trabajo en equipo.

“Golosinas de la naturaleza”. Así llaman desde el equipo educativo de la entidad a la fruta, pilar fundamental de la alimentación que se aporta a participantes en las MERIENDAS, cuyo carácter es diario. Es este momento, el de la merienda, más un espacio para participantes donde poder compartir, charlar y socializar, así como responsabilizarse de diferentes tareas o cometidos. La ingesta de alimentos nunca es obligatoria, sin embargo, si lo es el sentarse a la mesa con el resto del grupo, y eso es algo que cada participante tiene muy interiorizado.

Por y para NNs

Es tras la merienda, por lo general, cuando llega el plato fuerte de la actividad diaria. LA PARTE DE OCIO, un ocio que es escogido previamente por el propio grupo. Desde el cine de los lunes a los experimentos de los miércoles, pasando por las manualidades de los martes, la música de los jueves o las salidas al parque de los viernes. Se trata en todo momento de actividades dirigidas por las monitoras de cada grupo pero elegidas, de manera democrática por las y los participantes.

No hay semana, no hay día, no hay tarde que en un local de la calle Magallanes, en la zona Oeste de la villa de Gijón, no se preste atención y se ponga en valía todo lo bueno de una etapa de nuestras vidas que no por lejana debe ser olvidada: La Infancia.